TEAM BUILDING

La gran mayoría de los equipos de trabajo en las organizaciones, tienen cierto nivel de conflicto, esto es natural y no necesariamente negativo. Un nivel de conflicto moderado, de hecho es positivo, pues fomenta nuevas ideas, preguntas y nuevas formas de pensar, construye relaciones y abre mentes, además de generar cambio y evadir estancamiento dentro de los equipos de trabajo.

No obstante, cuando los conflictos se salen de control, suelen crear problemas serios para la organización, y esto generalmente desencadena en una falta de alineación en el negocio, lo cual pone en riesgo los resultados y la estrategia de la organización. En casi todos los casos en los que un conflicto se vuelve un problema, esto se debe a que los ejecutivos no cuentan con un inventario de capacidades, habilidades y competencias para manejar el conflicto y moderarlo de forma que sea algo positivo para ellos y la organización.